Las termitas son capaces de ocasionar daños severos y costosos a tu propiedad, así que es importante prestar atención en los lugares donde pueden ser vistas y la manera en la que podemos evitarlas.

Los nidos se forman usualmente en el subsuelo y pueden llegar a infestar las bases de la casa, muebles, repisas, libros, etc.; y suelen ser vistos principalmente alrededor de las ventanas y puertas. Las termitas son más activas en primavera por lo cual, después de su apareamiento crean nuevos sitios para anidar, expandiendo esta infestación en múltiples lugares.

Lo que se recomienda hacer para mantener éstas plagas fuera de nuestro hogar es lo siguiente:

1.    Eliminar los problemas de humedad, es decir; evitar la acumulación de agua ya sea en tuberías, aire acondicionado, agua estancada en techos, así mismo; es necesario mantener todos los conductos de ventilación limpios y abiertos.

2.    Retirar las posibles fuentes de comida de las termitas, es decir; mantener la leña, restos de madera y desechos alejados de la base de la casa, inspeccionar la condición de la madera que se encuentre en nuestro hogar, ya sea en terrazas y cercas evitando que entre en contacto con la tierra.

3.    Identificar las señales de advertencia, es importante prestar atención a los posibles indicios de una infestación de termitas, ya sea al observar un enjambre de insectos con alas dentro o fuera del hogar, al momento de golpear una madera y que suene hueca, empezar con ventanas y puertas rígidas, y difíciles de abrir; así como también ver “hormigas blancas”, aunque es un concepto erróneo, muchas personas confunden las termitas con hormigas ya que son similares.

Si te encuentras inmerso en un problema de termitas, consulta con un profesional para que te indique los pasos a seguir y acabar con la plaga. En caso de tener dudas sobre qué madera utilizar en la construcción de tu hogar asesorate con tu arquitecto para que te oriente a elegir la mejor opción.

CASSAPLAN

“Espacios a tu medida”

 

Autor: Fernanda Montañez