El vitropiso es una loseta de cerámica parecida al barro (preparación de tierra cocida), con gran variedad de tamaños, texturas y decoraciones. Se caracteriza por su resistencia al agrietamiento y al peso, así como por su alta impermeabilidad y fácil limpieza. Éste material es similar a los azulejos, sin embargo, los cortes son más grandes por lo cual se utiliza en pisos.

 

 

 

Los distintos tipos y calidades de vitropiso varían en su duración y resistencia según el proceso de fabricación y horneado, por lo que al realizarse un procedimiento adecuado, el vitropiso llega a tener colores inalterables a cualquier tipo de luz, impermeabilidad y ausencia de olores por su baja porosidad, resistencia a los agentes biológicos (hongos y bacterias) y químicos ( detergentes, ácidos, etc.), así como una conductividad térmica baja (soporte de temperaturas altas y enfriamiento rápido sin que se dañe el esmalte ). 

Este material es usado para exteriores e interiores, ya sea en la cochera, en el baño, en las estancias, etc., utilizando gran variedad de decoraciones impresas, lo que ayuda a mantener la uniformidad del piso. 

Consulta con tu arquitecto las diversas opciones de piso que existen en el mercado, ya que a pesar de ser un material exitoso en la industria por muchos años se ha estado supliendo por nuevos materiales con más durabilidad y mejor estética como el porcelanato. En CASSAPLAN te daremos siempre la mejor opción.

CASSAPLAN

“Espacios a tu medida”

 

 

 

Autor: Fernanda Montañez