Las ocho direcciones es una variante japonesa del feng shui tradicional basado en la brújula. La brújula se usa para orientar las ocho direcciones (norte, noreste, este, sureste, sur, suroeste, oeste y noroeste) sobre el plano de tu hogar. Cada dirección aporta un tipo de energía especifica en la casa, ya sea de tranquilidad o impulsadora en función de ciertas necesidades. Las energías son utilizadas para potenciar tu campo energético de manera que te haga sentir más productivo y con bienestar.

Las ocho direcciones pueden variar dependiendo de la forma y dirección de tu plano. Los hogares tienen formas variadas por lo cual se pueden definir como rectangulares o en forma de “L” (se utiliza en hogares con formas complicadas), sin embargo, independientemente de la forma lo importante es ubicar dónde quedan los puntos cardinales.  Para definirlos, puedes pedirle a tu arquitecto que te regale un plano sencillo de tu hogar donde ubique todas las habitaciones, ventanas, puertas, escaleras, baños, cocina, chimenea, cuarto de lavado, muebles, etc. (en caso de ya tener construida tu casa puedes hacer un plano tú mismo, con éstos puntos), con el fin de ubicar todas las estancias de acuerdo a tus necesidades y poder realizar cambios antes del inicio de la construcción de tu casa.

En los hogares rectangulares dibuja líneas diagonales entre las esquinas de tu plano, el punto donde se crucen serán el centro (solo marca el perímetro de tu casa). Los hogares en forma de “L” son un poco más complicados, sin embargo; siempre se puede encontrar el centro del plano, lo principal es dividir tu plano en forma de “L” en dos rectángulos dibujando con un color las líneas en forma diagonal de cada rectángulo, por lo que obtendremos dos centros, nuevamente se trazan otras dos líneas con colores distintos a los primeros tomando la localización de otros dos nuevos rectángulos; se ubican los centros y se juntan los dos primeros centros y los dos segundos centros, por lo cual marcará el centro de la forma “L”.

Una vez localizado el centro de nuestro plano podemos dividir las ocho direcciones con el fin de utilizar los mejores recursos, para esto es necesario leer el artículo “aplicando las ocho direcciones”, con el fin de saber que recursos proporciona cada dirección y cómo se le puede sacar mayor provecho.

CASSAPLAN

“Espacios a tu medida”

 

 

Autor: Fernanda Montañez